Ya sabes que para obtener el Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) de mejor calidad hay que prestar atención a cada fase del proceso de su elaboración, no olvides que se trata del aceite de oliva de mejor calidad, por eso es de suma importancia un proceso controlado. Vamos a comentar la molturación de la aceituna para la obtención de auténtico Aceite de oliva virgen extra.

Ya vimos en otros artículos de nuestro blog cómo llevamos a cabo en AljaOliva® los primeros pasos del proceso. Tanto la recepción y recogida de las aceitunas, como la preparación de las mismas y su clasificación.

En este artículo nos centraremos en la molturación de la aceituna.

Uno de los pasos claves para dar a luz, la que quizás es la grasa vegetal más saludable.

¡Comenzamos!.

¿En qué consiste la molturación de la aceituna?

La molturación de la aceituna es el proceso en el que se tritura el fruto para extraer su jugo, rompiendo la pulpa de las células de la aceituna.

Este paso se lleva a cabo tras el lavado y pesado de las aceitunas, después clasificación en las tolvas.

AljaOliva® dispone de un sistema de enfriamiento del fruto en sus diferentes tolvas antes de ser molturado, así asegurarse una excelente conservación del fruto antes de ser molturado y garantizar un proceso de EXTRACCION EN FRÍO.

El proceso de molturación de la aceituna

En la antigüedad la molturación de la aceituna se llevaba a cabo a través de prensas.

La primera prensada que se realizaba, se obtenía el aceite de mayor calidad.

Por eso, hoy en día, se sigue utilizando la expresión “aceite de primera prensada”, pero tienes que saber que esta ha quedado obsoleta. Sobre todo, en almazaras en las que existe un gran volumen de producción y que se han dejado de utilizar prensas para la molturación.

La prensa se ha convertido en un método en desuso.

En la actualidad la molturación de la aceituna se realiza de forma diferente,  con un sistema de molinos y con un proceso de centrifugación.

De tal forma, las aceitunas caen de las tolvas (en las que habían sido clasificadas) a través de un tornillo sinfín pasa a los molinos de criba, cuyas vueltas las trituran y rompen su estructura generando una masa.

Esta pasta es el comienzo de lo que será el Aceite de Oliva Virgen Extra.

¿Y qué ocurre con la masa que se obtiene en la molturación de la aceituna?

Una vez triturado el fruto y obtenida la masa en los molinos, esta pasa al proceso de batido.

Debe hacerse durante 30 o 60 minutos como máximo.

Ya que cuanto más tiempo pase la masa en los batidores, peor calidad tendrá el aceite que se obtenga de ella.

En este punto es fundamental el control de temperatura.

Es por esto que en AljaOliva® contamos con un sistema de temperatura controlada durante todo el proceso para garantizar la normativa de extracción en frío.

Para que el AOVE no pierda sus propiedades organolépticas, lo ideal es que se trabaje con una temperatura que no supere los 27ºC.

La centrifugación y la decantación para obtener aceite de oliva virgen extra

En el último paso del proceso de molturación la pasta, una vez batida, pasa a la centrifugación.

Este es el punto en el que se separan la parte líquida (agua y aceite) de la sólida (pasta, piel y huesos).

La parte sólida se envía a la deshuesadora, que será la encargada de separar el hueso de la pasta.

Irán destinados a biomasa.

Mientras que la pasta será almacenada en tolvas de almacenamiento de alperujo y enviadas a refinerías para obtener aceite de orujo.

La parte líquida, la más importante, obtenida del proceso de centrifugación horizontal, pasa a la centrífuga vertical que funciona de acuerdo con la diferencia de densidad entre agua, sólidos y aceite, al reemplazar la aceleración gravitacional por una aceleración centrífuga. Bajo la acción de la fuerza centrífuga, el aceite se eleva a través de los espacios cónicos entre los discos y se separa.

A continuación se almacena en depósitos de acero inoxidable, no sin antes haber pasado por un proceso de decantación en el que se eliminan las impurezas.

Siempre pensando en conseguir el Aceite de Oliva Virgen Extra de mejor calidad.

Con todas sus propiedades intactas.

Otros artículos sobre la obtención de Aceite de Oliva Virgen Extra

Te recordamos y remitimos a los artículos anteriores del proceso de obtención del Aceite de Oliva Virgen Extra por si te interesa. Puedes acceder a ellos clicando sobre los mismos:

En AljaOliva® sabemos que todo el proceso de obtención del AOVE importa

Estamos seguros de que ya te ha quedado claro en qué consiste la molturación de la aceituna.

Uno de los últimos pasos y de los más importante en el proceso de obtención del AOVE.

Aunque, como ya sabes, todo el proceso importa.

Es por esto que desde AljaOliva® cuidamos cada detalle.

Porque obtener un producto de calidad como es nuestro auténtico AOVE andaluz no es fácil. Requiere un proceso totalmente controlado.

El Aceite de Oliva Virgen Extra cuenta con múltiples propiedades beneficiosas para la salud, se ha convertido en uno de los ingredientes indispensables en la cocina.

¡No es cualquier cosa!.

Y en AljaOliva® lo sabemos…

Por eso, llevamos a cabo una trazabilidad absoluta de todo el proceso. Controlamos y estamos presentes en todas las fases.

Sin excepción.

Cumplimos con todas las especificaciones de la normativa europea, para que nuestro AOVE esté al servicio de los paladares más exigentes.

Queremos que nuestro ‘oro líquido’ llegue con todas sus propiedades intactas a tu mesa. Directo desde la almazara.