Hace ahora un año que en Aljaoliva S.L. nos certificamos bajo un Sistema Integrado de Gestión según las normas ISO 9001:2015; ISO
14001:2015 e ISO 22000:2015, aunando bajo un solo sistema la Gestión de Calidad, de la Inocuidad del Alimento y Ambiental y en breve pasaremos la que será nuestra primera auditoría de seguimiento.

Normas y SIG implantadas en AljaOliva

Aprovechamos este aniversario para comentar algunas generalidades sobre las diferentes normas y sobre el SIG implantado en nuestra empresa.

De ese modo, tenemos que un sistema de Gestión de Calidad es aquel que garantiza la satisfacción del cliente, así como el control de requisitos de la actividad, empresa, entorno o legales.  Se basa en la norma ISO 9001:2015.

Mientras que un Sistema de Gestión de Inocuidad del Alimento garantiza la seguridad alimentaria, es decir, que el producto sea apto para el consumo humano (la norma de referencia es la ISO 22000:2018).

Por último, el Sistema de Gestión Ambiental garantiza la seguridad y protección del entorno frente a la actividad de la empresa. Sigue la norma ISO 14001:2015.

Satisfacción del cliente, mejora continua y compromiso medioambiental

Con estos sistemas perseguimos la satisfacción del cliente, la mejora continua, la inocuidad del alimento, la protección al medio y la viabilidad presente y futura de la empresa. Para ello nos basamos en una estructuración de la actividad por procesos que van concatenados hasta lograr el objetivo final (compras, ventas, producción, almacenamiento, envasado, expedición,
revisiones, análisis, etc).

Es importante, además de establecer los requisitos de cada norma, así como los legales, nuestros propios requisitos internos o los de los clientes, que tengamos en cuenta la viabilidad de la entidad en sí misma, para lo que se realiza un estudio anual del contexto, entorno y partes interesadas, prestando especial atención a los riesgos y su control, debilidades o soluciones.

Formación e información de nuestro personal

La formación e información es básica en Aljaoliva S.L, de modo que todos los operarios cuentan con la formación obligatoria (manipulador de alimentos, relacionados con la prevención, etc), como la cualificación necesaria para su puesto de trabajo y sobre el SIG implantado, según el nivel que exige sus diferentes responsabilidades.

Nuestro proveedores, tanto de materia prima como de elementos auxiliares o de servicios demandados, están evaluados y se les solicita un
compromiso sobre los requisitos de Aljaoliva, siendo su puntuación la que determina las preferencias acerca de contar con ellos para cualquier demanda o necesidad que se nos presente, subiendo o bajando dicha puntuación según las garantías que nos ofrecen en diferentes aspectos y la documentación presentada.

Política de Calidad de Aljaoliva

Como documento base del sistema implantado está la “política”, publicada en esta misma página web y que se puede consultar públicamente.

En general, nuestro sistema se basa en lo siguiente:

1. Cada puesto de trabajo tiene un papel fundamental en el éxito del Sistema implantado, ya que se trata de un trabajo en cadena en el que el trabajo de todos se basa en el de los demás. Esto requiere de un compromiso básico con la tarea asignada y su buen desempeño.

2. La Política del SIG es donde se establecen los principios básicos del Sistema implantado.

3. Las mejoras continuas se establecen por la Dirección tras un trabajo concienzudo a lo largo del año por parte del Equipo SIG, formado por el Responsable de Planta, la Responsable Operativa del SIG, el Responsable de Administración, el Maestro Molinero y el Responsable Documental del SIG. Y se documentan y controlan mediante objetivos anuales y acciones de mejora, como entre otros, la ampliación de la capacidad de molturación con la adquisición e instalación de una nueva línea, o los diferentes planes de formación para el personal de la empresa, o las mejoras para la gestión del fruto y así conseguir mejor aceite.

4. Por su parte, cualquier error, desviación o incidente que afectara al producto, cliente o medio ambiente, se trata, sigue y corrige según el
protocolo dispuesto para las denominadas “no conformidades”, de modo que se garantiza su solución y que la probabilidad de que vuelva a repetirse sea mínima.

5. Cualquier duda, comentario u opinión de un trabajador, cliente o proveedor puede trasladarse al ya mencionado Equipo SIG.

6. Los principios de inocuidad del alimento (higiene alimentaria) deben ser respetados de forma exhaustiva: higiene personal; limpieza y desinfección del entorno, equipos y útiles; comunicación en caso de enfermedad; información en caso de incidentes al respecto.

7. Por su parte, los principios

de gestión ambiental también deben ser respetados de forma exhaustiva: segregación de residuos, control de
vertidos y de emisiones, vigilancia sobre accidentes, etc.

8. En cuanto a la calidad del producto, es muy importante que cada parte interesada en su realización (proveedores, personal de la almazara,
transportistas, etc) sea consciente de su importancia en la fabricación del aceite, para así, entre todos, conseguir la mayor satisfacción del cliente.

9. La respuesta ante cualquier accidente o situación de emergencia debe ser coherente con el riesgo, tanto personal como del producto o ambiental, que pudiera producirse. En cualquier caso se actuaría según órdenes del Responsable de Planta y siguiendo los diferentes protocolos dispuestos en la empresa.

Un equipo orgulloso de ofrecerles calidad

En definitiva, estamos muy orgullosos del sistema implantado, esperamos que en la próxima auditoría de renovación del día 23 del presente mes de diciembre nos permita seguir mejorando en su desarrollo en beneficio de la propia empresa, de la satisfacción de los clientes, protección al medio y seguridad alimentaria de un producto tan demandado, como saludable y exquisito, como es el aceite de oliva virgen extra producido en nuestra almazara.

20/12/2021
Pedro J. Portal Basurco
Responsable Documental del SIG
Aljaoliva S.L.