VARIEDADES: La variedad principal es la manzanilla, autóctona de nuestra comarca junto con la verdial y la gordal. La manzanilla proporciona al aceite un carácter muy afrutado y algo picante. En cambio, el aceite de verdial es más dulce y afrutado. El más particular y exclusivo es el aceite de la gordal pequeña, llamada azofairón.

ELABORACIÓN: El aceite se elabora en el momento en el que llega la aceituna a nuestra almazara, manteniendo la temperatura controlada desde su descarga hasta la centrifugación final. Se obtiene una menor cantidad de aceite pero una altísima calidad del mismo.

NOTA DE CATA: Este aceite presenta un frutado intenso. Caracterizado por su color verde acentuado, produce sensaciones que se identifican con el frescor de la aceituna verde. Su aroma recuerda a la hierba recién cortada, apreciándose notas de manzana, almendra e higuera.

USO RECOMENDADO: Este formato es muy adecuado para la restauración y que el comensal pueda disfrutar de un aceite de calidad en cada plato.